Inside Etxeondo

Si hay algo por lo que se diferencian algunas empresas es, sin duda, por los valores que la caracterizan y la representan, y por la pasión que sienten por el trabajo que hacen. 

Hablar de Etxeondo es sinónimo de pasión por el deporte, es hablar de amor por hacer las cosas bien y de profesionalidad, es hablar de trabajar muy duro para poder ofrecer un producto de grandísima calidad y garantía. Hablar de Etxeondo, es hablar de familia, de historia, de raíces y, sobre todo, de cultura del ciclismo.

La marca guipuzcoana lleva desde el 1976 fabricando prendas de ciclismo después de que su fundador, Francisco Rodrigo, decidiera dejar el que era su actual trabajo vinculado a la alta costura y decidiera embarcarse en una bonita aventura, junto a su mujer, diseñando y confeccionando ropa deportiva bajo la marca bautizada como Etxeondo.

«Etxeondo es una palabra compuesta que no tiene traducción literal del Euskera al Español pero que, por separado, se podría traducir como: Etxe significa ‘casa’ y Ondo es ‘bien’ o ‘al lado’.»

Después de más de 40 años en el sector, la marca se posiciona como una de las mejores del mercado en cuanto a calidad y acabados del producto se refiere. En todos estos años han trabajado codo con codo con los mejores equipos de la escena de ciclismo profesional y han mejorado cada uno de sus productos a través de las necesidades y sugerencias del ciclista. Han apostado por los mejores materiales, han utilizado toda la tecnología que tenían a su alcance y han sabido mantener viva la auto-exigencia y obsesión por obtener productos de la más alta calidad y que aporten el máximo rendimiento al cliente final.

VISITANDO SUS INSTALACIONES

Hace unas semanas tuvimos la ocasión de visitar el headquarters de Etxeondo y el taller de confección de la marca guipuzcoana y, tenemos que reconocer, que quedamos gratamente sorprendidos y muy satisfechos con la experiencia.

Pudimos recorrer todos y cada una de las etapas por las que transcurre el proceso de fabricación de una prenda, desde el primer momento en el que se plantea una nueva colección, hasta la fase de diseño, patronaje, corte, estampación, confección, control de calidad, etiquetado y empaquetado. 

Nos quedamos asombrados con la pasión y entrega que le ponen todas y cada una de las personas que forman el gran equipo de Etxeondo. Personas que, tras conversar un poco con ellas, pudimos apreciar el especial cariño que desprenden por aquello que hacen y que sienten como suyo. Porque, sin duda, uno de los valores de la empresa es conservar ese sentimiento por ser una gran familia, de ahí que apuesten por tener toda su fabricación “en casa” y no externalizar nada.

Amparo, más de 30 años en la empresa: «Detrás de cada prenda, hay personas.»

También pudimos conocer un poco más acerca de su histórico vínculo con el ciclismo profesional. Desde los inicios de la marca, han apostado por apoyar a los equipos más punteros como ocurre con el actual CCC Team, el Sunweb (temporadas anteriores) u otros grandes equipos del pasado como lo fueron el Kas, Once, Reynolds, o el Banesto.

Cuentan con la grandísima experiencia de Haimar Zubeldia (ex ciclista profesional) para el desarrollo de muchas de sus prendas, conocer mejor las exigencias y necesidades de los corredores élite e incluso para participar en la comunicación y relación con los equipos.

Haimar: «Los corredores nos hacen llegar un feedback buenísimo de todos nuestros productos y, de hecho, somos una de las marcas que más escuchan y se dejan asesorar por los integrantes del equipo».

Diseñan pieza a pieza lo que será la ropa de cada corredor, todo personalizado en función de las medidas y peculiaridades de cada uno, y es minuciosamente confeccionado para que el corredor se sienta lo más cómodo posible y el rendimiento sea el máximo.

TRABAJANDO EN UNA NUEVA ETAPA

A lo largo de toda su historia, Etxeondo, se ha centrado en crear, innovar, mejorar sus productos y luchar por estar bien posicionados pero, estar tan focalizados en estos puntos les ha impedido dar la visibilidad que se merece y, es por ello, por lo que llevan un par de años trabajando para que la marca vaya mucho más allá y que la calidad y la garantía de sus productos llegué lo más lejos posible.

Patxi, Coordinador General: «Hemos intentado trabajar mucho los cimientos de la casa y ahora estamos trabajando más a nivel marketing y mostrar al mundo el gran producto que tenemos.»

En sus últimas colecciones ya se puede apreciar un acercamiento a las necesidades del mercado, un crecimiento de la presencia digital y, sabemos de buena mano, que se está haciendo un gran esfuerzo por tener una estrategia más global y menos localizada.

Estamos seguros que lo mejor, aún está por llegar.

Fotos de: Brazo de Hierro

Deja un comentario