Click here to switch to English

Iván García Cortina, un país en dos días

Estos días vemos en redes sociales que hay muchas ganas de devorar kilómetros una vez se van relajando las restricciones. Aficionados y profesionales tenían acumuladas ganas de realizar retos y disfrutar del aire libre.

Iván García Cortina es de estos, el Asturiano residente en Andorra, ha realizado una pequeña aventura recorriendo TODAS las carreteras del país pirenaico en solo dos días.

La idea surge porque me aburría un poco en el confinamiento y empecé a hacer rutas en Strava. Primero lo planifiqué en un día, eran 360km… pero era un poco “irse de madre” y lo dividí en dos. La idea era aprovecharlo también como entrenamiento y no solo como diversión.

Hice como tres o cuatro tracks distintos para hacer todas las carreteras de Andorra, pero al final quedó en dos, intentando no repetir puntos y tratando de economizar kilómetros.

Cada vez vemos más ciclistas profesionales participando en eventos y realizando aventuras que hace poco tiempo sorprenderían a los aficionados. Tenemos la idea de que deben seguir un férreo entrenamiento, pautado e inflexible.

Tradicionalmente sí que tenemos menos margen, pero va cambiando, también la llegada de McLaren al equipo hizo que estas cosas se vieran con más normalidad y me apoyaron en esto.

Andorra es un país muy escarpado y no existe el llano. Recorrerlo conlleva dos velocidades, subir y bajar, lo que implica un gran esfuerzo y por tanto una buena provisión de alimentos, así como ropa para soportar una amplitud térmica muy pronunciada.

Lo más duro fue el primer día por la altura. Estás mucho rato casi a 3.000 metros y se hacía duro. El clima no acompañó del todo, ya que el primer día a las 9 de la mañana nos nevó y estábamos a 0 grados en Arcalís, y en el punto del día de más calor a 15ºC de máxima. El segundo día fue perfecto, eso sí… 35ºC en La Gallina.

De comida llevaba barritas y alimento líquido (maltodextrina), sobre parar… solo en una panadería para cargar pilas y lo demás auto subsistencia.

Los profesionales no están exentos de averías, como todos cuando salimos de nuestras casas, pero cuando estás entrenando no hay un mecánico siguiéndote con el coche de equipo.

Yo soy de los que les gusta hacerlo todo uno mismo. Me apaño con todo menos con desmontar el eje pedalier, creo … El mantenimiento lo he hecho todo yo siempre en mis bicicletas.

Eso sí, esta vez se me rompieron los rodamientos del núcleo el primer día. Dependiendo del desarrollo no podía hacer sprints porque me saltaban los piñones. En Andorra siempre uso 54/39 delante y 11/32 detrás para poder salvar los desniveles más grandes. Esta vez el 25 y el 28 no me entraban bien, así que tenía que pasar directo al 32.

Conocemos la debilidad de Iván por el café y no pudimos evitar preguntarle cuánto tomó.

Antes de salir me tomaba 3 cafés en casa y luego en las paradas también tomaba. Para los momentos de de bajón también uso gel de cafeína aunque rara vez tomo. Solo me gusta usarlo en carrera, así cuando lo tomo hace más efecto.

Día 1 (Track)

Día 2 (Track)