Mavic Comete Ultimate II: Rendimiento sin concesiones

Si centramos nuestra mirada en calzado de ciclismo y repasamos los modelos de alta gama de las marcas más punteras, de entre las elegidas, estamos seguros que la marca Mavic, ocuparía varios lugares gracias a algunos de sus modelos más sofisticados. Del catálogo de la firma francesa y centradas en obtener el máximo rendimiento, destacan las nuevas Comete Ultimate II: unas zapatillas pensadas y diseñadas para los ciclistas más exigentes y las competiciones de más alto nivel, donde uno no puede permitirse el lujo de desperdiciar ningún vatio.

Segunda generación

La primera generación de las Comete Ultimate irrumpieron en el mercado como algo nunca antes visto, tanto por sus grandes innovaciones, su aspecto radical, así como por su elevado precio respecto a sus competidoras más cercanas. Lo que es indudable, fue la revolución que consiguió Mavic en el mercado presentando estas zapatillas.

Esta nueva edición, como su antecesora, está formada por una evolucionada carcasa de carbono y un botín interno que actúa como interfaz entre el pie y la zapatilla, y que aporta más comodidad y mejor ajuste gracias a su nuevo diseño.

Una de las mejoras que creemos destaca es la evolución en la ventilación de la zapatilla, incorporando más aperturas en los laterales y en la parte inferior de la carcasa. La segunda generación conserva la ligereza como uno de los puntos fuertes de las Comete Ultimate con sus ajustados 210 gramos. Han introducido tallas intermedias para asegurar un mayor abanico de posibilidades para todos los tamaño de pies y, algo que no podemos dejar pasar por alto, es su nuevo precio (700 €) que, a pesar de seguir siendo elevado, supone una importante rebaja respecto a su predecesora.

Energy Shell Carbon

Es fácil suponer un importante trabajo de I+D en la carcasa exterior (bautizada como Energy Shell Carbon) para llegar a conseguir el resultado final.

Desde Mavic aseguran que la tecnología aplicada en el desarrollo y fabricación de esta parte de la zapatilla, permite una transmisión de la fuerza que ejercemos sobre la bici sin precedentes, y todo es gracias a la rigidez del conjunto combinado con la distancia mínima entre el pedal y la zapatilla (tan solo 4.5 mm), lo que también mejora la biomecánica del pedaleo.

Cuando extraes el botín interno y observas con detenimiento los detalles y los acabados que forman esta monopieza de carbono, asombra ver el acabado realizado por Mavic. También, teniendo la zapatilla “desnuda”, podremos observar con nuestras propias manos la rigidez y la ligereza que ofrece el que podríamos llamar con tintes futuristas, exoesqueleto de las Comete Ultimate II.

Complementan el conjunto el sistema de cierres Ergo, propio de la marca, los cuales ajustan con precisión y firmeza la bota a nuestro pie.

Mayor confort, mejores acabados

Sobre el botín interno también han introducido varias mejoras. Han substituido el tejido interno por uno más agradable que aporta mayor confort, y han mejorado el patrón de las telas para asegurar un mejor ajuste y adaptabilidad del pie. Además, han actualizado las gomas por unas más suaves sin perder retención gracias a la tecnología patentada Matryx, que utiliza hilo de carbono para un mejor soporte y transpirabilidad.

Todos estos cambios , aseguran, se han logrado llevar a cabo sin agregar peso o reducir el rendimiento.

Conclusiones

Durante el tiempo que hemos estado probando las Comete Ultimate II hemos podido sentir en primera persona todos esos detalles que os hemos contado anteriormente.

La forma en que se transmite la fuerza en cada pedaleo es asombrosa, y el ajuste junto con la rigidez de la zapatilla te hace sentirte absolutamente soldado a la bicicleta.

Por otro lado, si se da el caso que tienes un pie un poco más ancho de lo normal o alguna diferencia de tamaño entre un pie y otro, la carcasa de carbono no te da ese margen que otras zapatillas “convencionales” te pueden dar y, por lo tanto, pueden presentarse molestias si no se escoge la talla correcta.

No hay opción de colores, entendemos que la decisión de Mavic por dejar el carbono a la vista puede resultar atractivo pero echamos de menos poder escoger entre uno o dos colores más.

Sin duda, estamos ante una auténtica zapatilla para competición o para aquellos que buscan disfrutar del ciclismo a un nivel de exigencia muy alto. En el caso de ser uno de estos dos perfiles, el precio, teniendo en cuenta la fabricación y los materiales utilizados además de las prestaciones que aporta, pasará a un segundo plano a la hora de adquirir las zapatillas que utilizaremos para las próximas temporadas.

Fotos de: Brazo de Hierro

Deja un comentario