Click here to switch to English

The Sky Islands Odyssey un corto de Ralph Samson

Saca dos amigos del helado invierno de Quebec (Canadá) con la misma pasión por las bicicletas gravel y déjalos en el Salvaje Oeste y, tan simple como parece, tienes la perfecta receta para una aventura gravel única. Quizás suena un poco cliché, pero seguro que este es el caso de este viaje.

“Vimos un video sobre el evento organizado por Sarah Swallow, la Ruta del Jefe, y realmente nos pareció que ese sería el perfecto escaparate para nuestra expedición. Ella fue lo bastante amable como para compartir en compartir con nosotros online cada detalle de la ruta (tanto los recorridos este y oeste, como el recorrido completo de la ruta Sky Islands Odyssey que nosotros realizamos).”

The Sky Islands Odyssey

La región de las Sky Islands se sitúa en el desierto de Sonoran, el cual cubre una extensa parte del suroeste de Estados Unidos (Arizona y California) y el noroeste de Méjico. Seguramente uno de los lugares más cálidos y áridos para explorar en bicicleta, con una extensa red de carreteras gravel con superficies variadas como arena, tierra o gravilla compacta. Un viaje que te conecta con la fuerza de los elementos, sólo como un desierto podría hacerlo.

Centenares de altos cactus dan sombra en las ásperas montañas al fondo. Atardeceres que te dejan sin palabras. El ambiente de las rutas de las Sky Islands ofrece un sinfín de paisajes diversos con una biodiversidad asombrosa. La flora y fauna son realmente salvajes, esta zona esta habitada serpientes, conejos, pájaros, osos e incluso jaguares. Puro desierto.

Se puede escoger entre las rutas Oste y Este. La primera cubre unos 200 km y la segunda unos 273 km. Para los más intrépidos hay una tercera opción que consiste en realizar la ruta completa (370 km). ¡Elegid vosotros!

Sobre la película

Ralph Samson es un cinematógrafo freelance con residencia en Quebec. Para esta aventura se juntó con su amigo, Will Boucher, con quien compartió el viaje. La película dura casi 5 min, durante los que podemos gozar de una ruta gravel, bikepacking y acampada en una de las zonas más salvajes de la vasta frontera.

“Como cinematógrafo freelance, debo admitir que a menudo llevo la cámara encima. Para este viaje, en el cual el espacio era reducido (mi bici Ridley Kanzo Speed estaba equipada con bolsas de cuadro, manillar y sillín), la mitad de la bolsa del cuadro estaba ocupado con material de fotografía. Ah, y el resto era café y comida. Prioridades, que uno dice.”

Para saber lo que tratamos de describiros con estas palabras, no hay mejor manera que lo veáis con vuestros propios ojos en el video que os dejamos a continuación.