Click here to switch to English

TJ Eisenhart: buena onda en tiempos convulsos

Las personas que buscan el lado bueno de cada situación siempre estarán un paso por delante, aprovechando al máximo cada circunstancia. Mientras que algunos se fuerzan a ser así, hay personas que se comportan así naturalmente, y Taylor Eisenhart es un claro ejemplo. Desde el momento en que comenzamos a charlar con él nos impregnamos de su positivismo, y de su boca no salió una sola queja. Ciclista y artista, él mismo se propone difundir amor por todas partes.

Después de intentar triunfar en el ciclismo de carretera, se dio cuenta de que su visión no estaba alineada con la estructura del deporte y creó Imaginary Collective junto con su socio Andrew Dahlheim.

Nunca he tenido miedo de salir de la zona de confort o cuestionar la autoridad y las reglas. Como artista, siempre te preguntas por qué y piensas qué puedes hacer mejor. Cuando era niño, siempre soñé con tener mi propio programa, y ​​a lo largo de los años compitiendo en BMC Racing Team y en el equipo Continental de Hincapie, aprendes mucho y conectas con multitud de gente con la que te vuelves a cruzar en el futuro.

Cuando formé parte de esos grandes equipos traté de impulsar algunas iniciativas para, por ejemplo, modificar el diseño de la equipación o cambiar la forma de administrar las redes sociales, pero al final, con unas palabras o con otras, me acababan diciendo que me centrara exclusivamente en montar en bicicleta. El hecho de que la UCI acabe de poner una multa al EF Pro Team por lucir una equipación durante el Giro d’Italia que no cumple los requisitos que establece la normativa, es un claro ejemplo de por qué el ciclismo está sufriendo, con la UCI chupando toda la creatividad y sin hacer nada por los ciclistas. Por eso quería revolucionar el sistema.

El ciclismo en Europa es el ciclismo en Europa. La gente construyó allí una cultura que ha durado generaciones, y todavía intentamos aplicarla aquí en Estados Unidos pero no es lo mismo, y muchos proyectos desaparecen en apenas unos años. A los estadounidenses les gusta divertirse y rodar sobre polvo, y cuando estuve en el primer evento de gravel aquí fue como un partido de fútbol, ​​todos se congregaron para disfrutarlo. Este es nuestro estilo de ciclismo y lo tenemos que preservar. Tenemos que dejar de intentar ser europeos y hacerlo a nuestra manera. Cuando estuve allí perdí mi identidad tratando de ser uno de ellos.

Mi visión al crear Imaginary Collective era desarrollar algo que dentro de cien años será recordado cuando pienses en gravel, con la cultura que queremos crear y preservar. Tuvimos ofertas para seguir compitiendo en el ciclismo de carretera, pero estaba a punto de tener a mi hija y estaba cansado de quejarme por cosas que no estaban bajo mi control.

«Llega un momento que necesitas tomar el control de tu propio destino».

Mucha gente pensó que no iba a lograrlo, pero la verdad es que para 2021, Imaginary Collective será ocho veces más grande de lo que fue este primer año, y es fruto del esfuerzo, el trabajo y hablar apasionadamente sobre ello.
Una gran inspiración para IC fue cualquier tipo de sello discográfico. Cuando, por ejemplo, Jay Z entró en la industria, todos le dijeron que iba a fracasar, pero luego creó sus propias cosas y lo logró. Con las ideas que se me ocurren, mis patrocinadores muchas veces piensan que estoy loco, pero si mantienes todas tus ideas en la cabeza, no van a ir a ninguna parte. Si se lo dices a las personas, incluso si no son super ideas, puedes iniciar una conversación que podría conducir a grandes cosas.
Creo que Imaginary Collective es el nombre perfecto para lo que hacemos. Es una hermosa colección de patrocinadores y socios que se unen. Estamos creando una red de contactos increíble, con colaboración cruzada entre los miembros.

Imaginary Collective es uno de los pocos proyectos que realmente están tratando de cambiar el status quo en el ciclismo, creando equipos de una manera poco convencional y con ambiciones diferentes a las que el deporte está acostumbrado. Legion of LA es uno de los otros ejemplos.

El Legion of LA de Justin Williams y yo estamos muy unidos. Tuvimos muchas conversaciones cuando quise retirarme, y me di cuenta de que lo que estaban haciendo era exactamente lo que yo quería, pero cuando comencé a hacer lo mío, vi que esa es su onda, pero yo quería la mía propia. Vemos el deporte desde un punto de vista similar y la mayoría de nuestros valores se superponen. No estamos tan orientados a los resultados, pero no hay duda de que ambos somos fieles a lo que somos. Nos interesa más la pura alegría de tomar partida, ir a disfrutar del evento y por qué no competir. Nos encanta montar en bici, pero ganar no nos importa a nosotros ni a nuestros patrocinadores.

El gravel es el escenario perfecto para construir Imaginary Collective, ya que la estructura flexible de esta disciplina permite la creación de diferentes modelos de patrocinio. A pesar de dedicar toda su vida a las carreras en carretera, siempre ha prestado atención a lo que sucedía a su alrededor, y cuando lo probó de primera mano, se dio cuenta de lo que quería hacer.

Siempre entrenaba con T. Burke Swindlehurst. Es el organizador de uno de los primeros eventos de grava en los EE.UU., Crusher en Tushar, cuando la gente todavía corría en bicicletas CX. Así que gracias a él descubrí el nuevo tipo de carreras que estaba naciendo. Cuando me presenté en Dirty Kanza el año pasado y vi a los miles de ciclistas, pensé: “hay miles de personas inscritas en este súper desafío, dispuestas a sufrir, mientras que casi tienes que obligar a los ciclistas profesionales a participar en ciertas carreras”. Después de eso, quedó claro que quería introducirme en la escena del gravel.

Hice una carrera de 200 millas hace poco, solo todo el día, y pasan multitud de cosas por tu cabeza, y en un momento tan corrupto con la tecnología y la negatividad, es increíble dejar el teléfono y dedicar un día entero a montar tu bicicleta. Te hace pensar que hay muchas cosas por las que te estresas cuando no deberías.

En esta truncada temporada no ha podido asistir a la mayoría de carreras que tenía planeadas, pero en las últimas semanas participó en Salty & Stupid Gravel Fest, Hardman Classic y más recientemente Belgian Waffle Ride, que le dieron la dosis de competición deseada antes de comenzar a planificar lo que se viene el próximo año.

Este año no hicimos nada en términos de carreras. Todo lo que puede hacer es publicar y crear contenido, y mucha gente lo utilizó como excusa. ¿Por qué hacer eso? El resto del mundo ya se está quejando por ti. Si estás encerrado en casa, aprovecha la situación. Empieza a meditar, ajusta tu dieta, súbete al rodillo, y demás.

«Mucha gente solo busca excusas, mientras que yo veo oportunidades en lo negativo».

Es difícil superar lo ocurrido este año, así que si puedes salir adelante, ¿qué no puedes hacer? Sigo siendo compasivo, pero había demasiada negatividad, y mucho tiempo libre para aprender a hacer cosas nuevas. Comencé a meditar y me aseguré de pintar y montar en bici todos los días para mantenerme equilibrado y saludable.

TJ Eisenhart también es artista y, a través de la pintura, ha encontrado nuevas estrategias de activación de socios para agregar valor a sus acuerdos con patrocinadores en un momento difícil.

Crecí pintando y dibujando. En ese momento no vendía nada, porque era súper tímido. Fiché por el BMC, me mudé a Europa y me concentré al 100% en las carreras, lo cual fue un gran error. Cuando volví a casa años más tarde, pude redescubrir mi amor y pasión por el arte, y la gente comenzó a contactarme para comprar mis piezas y vendí muchas de ellas. La gente vio el valor de mi trabajo y, en poco tiempo, empezaron a pagar más por ellas. Cualquiera puede dibujar un buen retrato, pero se trata de transmitir algo con tu arte.

De alguna manera ahora enciendo la música y me dejo guiar por mi instinto. Hago mucho trabajo por encargo y, hablando con el cliente, pongo toda mi emoción en ello. Me encanta cuando la gente me contacta diciendo que la pieza que me compraron los hace sonreír todos los días. Es increíble cómo se puede hacer eso con la pintura. Mi arte estará en su casa durante generaciones, por lo que mi legado será más grande que lo que pueda hacer en términos de resultados en el ciclismo.

«Dejar algún tipo de legado es lo que intentamos hacer en Imaginary Collective».

Sin carreras, teníamos que ser creativos. Con Kogel, me enviaron sus roldanas y las personalizaba. Te garantizo que nadie más está haciendo eso. ENVE también envió algunos aros. Todo eso se subastará para recaudar fondos para ayudar a los niños con autismo. Ojalá todos los demás equipos se dieran cuenta de algo así para recaudar dinero, porque cuando dices que quieres hacer el bien por el mundo, los demás también lo harán y encontrarán la manera de ayudarte.

Fotos: TJ Eisenhart Archives