The RAW Stories. Descubre dónde vives, explora dónde estás

Dicen que las mejores cosas surgen de forma inesperada, espontánea y totalmente irracional, y así es como nació The RAW Stories, un proyecto que fue, desde el primer momento, todo un flechazo.

Hace unos meses nos encontrábamos inmersos en un proceso de cambios e importantes decisiones dentro del Magazine. Después de 4 años de vida, pensamos que había llegado la hora de tomar una nueva dirección a nivel de contenido de RAW y enfocarnos más en vivir nuevas experiencias, participar en grandes competiciones, viajar en busca de paraísos ciclistas, y disfrutar de aventuras en carretera y, por supuesto, también en gravel.

Es en este punto en el que empieza a tomar forma una idea que, inicialmente, sonaba a locura pero que poco a poco fuimos puliendo hasta llegar algo con lo que trabajar.

Queríamos seguir contando historias en primera persona, como siempre nos ha gustado hacer, pero, en esta ocasión, lo queríamos hacer re-descubriendo lugares de nuestro alrededor, explorar sitios que conocíamos pero que nunca habíamos tenido la oportunidad o el tiempo para visitarlos, zonas relativamente cerca de casa y en las que confiábamos que podríamos tener un buen montón de nuevas aventuras.

Además de escribir acerca de ello, queríamos poder reflejar, de la mejor manera posible, todos y cada uno de los lugares que visitaríamos durante las aventuras y que mejor forma que hacerlo de manos de nuestro amigo Brazo de Hierro que, en seguida que le contamos la idea, no tardó ni un instante en aceptar nuestra propuesta y unirse al proyecto.

Nos quedaba una incógnita por resolver en esta magnífica fórmula y quedó resuelta gracias a un gran esfuerzo por parte de Bellé Cycles quién apostó en nuestra idea y confío plenamente en nosotros fabricando cuatro preciosas bicis de acero, hechas a medida, con la geometría más idónea para nuestro propósito y personalizadas para cada uno de los miembros del grupo que más tarde formaríamos The RAW Stories.

“Básicamente el proyecto nace de una necesidad en común de escribir nuestras propias historias, quizás en lenguajes diferentes entre ellos como la comunicación, la fotografía y el frame-building.”

Hoy en día, y después de varios meses de duro trabajo en los que hemos tenido que superar grandes dificultades, el proyecto es una realidad y ya estamos rodando como locos y tachando destinos de una lista interminable de lugares que queremos explorar.

Especial agradecimiento a Brazo de Hierro y a Kico Bellé que, junto a RAW, se han unido para hacer realidad esta grandísima aventura. Por supuesto, también dar las gracias a todas las marcas que han confiado en este proyecto y una vez más nos han ayudado a conseguirlo.

Deja un comentario