TRS: Gravel Girona con Ash Duban

En ocasiones, nos empeñamos en planificar hasta el más mínimo detalle y, en realidad, que haya un poco de improvisación y dejar que las cosas fluyan por si solas, siempre aporta un plus a cualquier experiencia.

En nuestro caso, fruto de varias coincidencias, tuvimos la oportunidad de reencontrarnos en Girona con una gran amiga del mundo del piñón fijo al que tan ligados estuvimos durante años: Ash Duban.

Ash es de Austin, Texas (EE.UU.), trabaja como diseñadora gráfica y es pura dinamita. Le encanta viajar, vivir nuevas experiencias, conocer nuevos lugares y, sobre todo, el ciclismo y competir. Por sus venas corren litros y litros de adrenalina.

No era la primera vez que visitaba Girona pero, en esta ocasión, lo hacía a modo de training camp para preparar la temporada de crits. La zona es perfecta para la práctica de ciclismo, hay unas carreteras fantásticas y puedes encontrar durísimos puertos de montaña, zonas rodadoras y rápidas, rutas por la costa, e infinidad de caminos rurales, ideales para rodar en gravel. Además, en la ciudad catalana, literalmente, se vive, se respira y se crea ciclismo todos los días del año.


Nos encontramos en la cafetería ciclista por excelencia de la ciudad, La Fábrica Girona, capitaneada por el ex-ciclista profesional Christian Meier. El sitio es perfecto para repostar antes o después de salir en bici; buena calidad, buen café y gran variedad de productos que, junto al ambiente ciclista que siempre hay es una opción ideal.

Tras saludar a Ash, hacerle entrega de la que sería su bici por un día (gracias a los chicos de Ride Barcelona por facilitarnos las cosas y prestarnos una fantástica Bellé Cycles Gravel de su talla) y cargar pilas con un riquísimo desayuno en compañía de amigos y adictos del ciclismo, pusimos rumbo a Cassà de la Selva a través del tan conocido camino rural bautizado como “Carrilet” y por el cual comenzaba la ruta que seguiríamos.

El track que escogimos para esta aventura estaba basado en lo que fue la primera edición del Gravel Bonanza. Aparentemente no pintaba mal, ni tampoco excesivamente dura, al menos así la recordábamos pero, finalmente, la realidad superó las expectativas.

Tras tener algún que otro problema con la navegación – si me preguntan, siempre negaré que nos perdimos – acabamos encontrando el camino que nos llevaría hacia el Puig de Les Gavarres a través de un camino donde saboreamos las primeras rampas importantes del día.

Toni, como ya va siendo tradición, pinchó una vez más y tuvimos que parar a reparar, algo que a más de uno le fue genial para recobrar el aliento tras las interminables pendientes.

Una vez arriba y con el ritmo cardiaco ya estabilizado, comenzamos a crestear un poco las montañas en dirección al famoso mirador de Els Àngels pasando por el Puig de Sant Miquel, Montnegre, y el Puig d’en Figa. Una ruta repleta de bonito paisaje repleto de árboles y naturaleza por todos lados.

Mientras devorábamos kilómetros de auténtico gravel, conversamos con Ash acerca de cómo se presentaba la temporada de criteriums con su nuevo equipo The Meteor // Hey Allez! junto con Sammi Runnels y la corredora professional Nicole Mertz.

“Cada vez hay más nivel en chicas pero mi máximo rival sigue siendo Ainara Elbusto.”

En unos días daría comienzo una nueva edición del RHC Series, empezando por el criterium que se lleva a cabo en el barrio de Red Hook en Brooklyn y que pone nombre a esta gran competición. Luchar por el pódium no iba a ser tarea fácil pero Ash tenía muy claro que lo daría todo.

Finalmente llegamos a la carretera, a pocos metros del Santuario de la Mare de Déu dels Àngels, y comenzamos el descenso en dirección a Girona por una fantástica carretera de esas que ponen la piel de gallina.

Más fotos en la página oficial de The RAW Stories.

Deja un comentario