Nuevas Alba Optics Stratos

Todos tenemos miedo a lo desconocido. A aquello que nunca hemos probado, por mucho que nos hayan hablado. Lo mismo pasa con las nuevas STRATOS de Alba Optics. Al principio asustan, son grandes. ¿Quizás demasiado? Vamos allá.

Creo que podríamos definirlo como amor a primera vista. Sus grandes lentes te cautivan en pocos segundos, como si no existiesen. En su sitio en todo momento, trabajando perfectamente con cada rayo de luz.

Sin embargo, las grandes lentes suelen traer grandes problemas de ventilación. Para ello, Alba Optics ha buscado una solución poco vista hasta el momento. Su apertura vertical, sí vertical, en el centro de la lente evita los temidos vahos que nos dejan eliminados por completo.

Otros detalles que nos han llamado la atención, además de su gran lente, son: por un lado, la posibilidad de intercambiar de forma muy sencilla dichas lentes, así como la capacidad de las patillas de adaptarse a la cara de cada ciclista. Las patillas se pueden alargar o acortar en función de nuestras necesidades.

En cuanto a las sensaciones en marcha, es bastante sencillo de explicar o definir. Son la simplicidad convertida en gafas. Por su ligereza, tan solo 24 gramos, y por su agarre. Una vez colocadas en su lugar, no notamos ningún tipo de movimiento. Ni tan solo no tenemos que molestar ni preocupar en subirlas por nuestra nariz. No hay movimientos, palabra.

No sabemos si lo hicieron con intención, pero nos aventuramos a renombrar las nuevas Alba Optics. STRATOS por eSTRATOSféricas.

Amigas y amigos, bienvenidos a lo desconocido.

Deja un comentario