Chas Christiansen, alocadamente sensato

Dicen que soñar es gratis, y durante estos días (de confinamiento) es inevitable no hacerlo. Cerrar los ojos e imaginar futuros viajes es una buena opción, pero también podemos recurrir a los recuerdos, volver a esos días de gloria repletos de viajes y competiciones alrededor del mundo, y rememorar ser parte de esa gran comunidad ciclista con la que compartimos un sinfín de momentos y aventuras. Para nosotros esto se remonta a los años de máximo esplendor del piñón fijo, momento que muchos recordarán con mucha melancolía y que, en nuestro caso, representó el comienzo de RAW como proyecto.

Durante esos años, hubo grandes referentes a nivel mundial que claramente dejaron huella en la escena fixed. Podríamos nombrar a muchos de ellos pero, en esta ocasión, hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Chas Christiansen, uno de los riders más carismáticos, competitivos y con más recorrido en lo que a ciclismo urbano se refiere. Chas, a día de hoy, sigue estando en activo y presente en multitud de carreras y eventos a nivel internacional, fiel a su estilo de vida y sin dejar de coleccionar nuevas aventuras. Al hablar con él, tuvimos la posibilidad de conocer de primera mano un poco más acerca de su historia y trayectoria.

Mess Life

Corría el año 2005 aproximadamente, Christiansen vivía en Portland y combinaba su trabajo como cocinero, con el de hacer camisetas en un estudio de impresión. Utilizaba una bicicleta de CX para ir y venir del trabajo y, en uno de esos trayectos, un día, se cruzó con unos chicos que iban en bici de piñón fijo (cuando aún no sabía muy bien qué era). Tiempo más tarde, le invitaron a una carrera que se celebraba en la ciudad (alleycat) y empezó a adentrarse en ese mundillo. Y así, al cabo de un tiempo, decidió montarse su primera bici de piñón fijo transformando una antigua bici de carretera.

Poco a poco fue conociendo más acerca de la escena, hizo algunos amigos dentro de la comunidad y descubrió que la mayoría de participantes de estas carreras eran bicimensajeros. Un día, uno de ellos, propuso traspasarle su compañía de mensajería y, pese a que ganaría menos dinero y no sería fácil salir adelante, decidió probar.

“Trabajar como mensajero era una opción, no una necesidad. Cuando yo competía en alleycats la mayoría de la gente era bike messenger y parecía un trabajo guay. En aquella época yo trabajaba como cocinero.”

En 2009, después de varios años de experiencia en el sector, Chas y un amigo decidieron crear TCB Courier (Taking Care of Business). Un pequeño proyecto nada ambicioso pero que, después de duros años de trabajo y esfuerzo, creció y consiguió labrarse una reputación entre los negocios de mensajería de San Francisco, llegando a cubrir más de 700 envíos al día.

“Durante los primeros 4 años de TCB, la empresa era mi casa y, mi habitación, y, finalmente, conseguimos un local donde instalarnos.”

Mash SF

Mash SF ha sido uno de los grandes referentes en el mundo del piñón fijo, mostrando al mundo entero la parte más alucinante de esta modalidad de ciclismo urbano, deleitándonos con una imagen de marca muy cuidada, una gran comunicación en las redes sociales, los mejores trucos encima de una bici habidos y por haber, y unos vídeos de infarto.

La famosa tienda de San Francisco abría sus puertas en 2011 y fue en 2013 cuando Chas entraba a formar parte de la crew oficial de Mash SF. La fórmula era infalible, encajaba a la perfección junto al resto del equipo y estimulaba aún más la creatividad interminable de Mike Martin (creador de Mash SF) y de Martin Bustamente (cameraman de la mayoría de vídeos oficiales de la marca).

“Mike Martin siempre ha sido como un padre para todos los que formábamos el equipo. Él quería lo mejor para todos nosotros, siempre buscaba patrocinadores para ayudarnos durante los viajes y competiciones y, al mismo tiempo, quería crear productos interesantes y con estilo para la escena fixed, como camisetas, pequeños componentes, cuadros de bicis, etc. Hacer buen material y salir a probarlos.”

Para muchos de los chicos del equipo, Mash ha sido como un trampolín en sus carreras profesionales. Les dió una oportunidad de viajar, de crecer, de formar parte de un proyecto con gran repercusión, de competir en las mejores carreras a nivel mundial y de vivir nuevas experiencias. Algunos de ellos han dado el salto al ciclismo profesional, y a otros, como es el caso de Christiansen, les ha servido para seguir una trayectoria vinculada de pleno al ciclismo consiguiendo importantes sponsors que creen en él y le apoyan en todo lo que hace.

“Para mí Mash es donde estoy hoy. Mucho de lo que hago ahora es porque Mash estuvo ahí para apoyarme en su debido momento. Fue algo así como “vive tu vida y diviértete”, no hubo nunca presión por ganar una carrera o hacer una buena sesión de fotos… Solo tenías que presentarte, divertirte, y competir al máximo.”

Durante su paso por Mash, el papel de Chas no solo se reducía a ser rider del equipo, sino que también ayudaba a Mike y a los patrocinadores con el desarrollo y testeo de nuevos productos. Uno de los mayores ejemplos fue la colaboración con Cinelli y la creación del famoso modelo Parallax de la marca italiana. Cada 3 o 4 meses recibían un prototipo que Chas se encargaba personalmente de probar y proponer ajustes y modificaciones para ir puliendo el diseño y conseguir un mejor resultado. Tanto para Cinelli como para Mash y, en especial Chas, todo este proceso fue una gran experiencia y aprendizaje.

Racing spirit

No importa la disciplina, el terreno o la bicicleta, a Chas Christiansen le encanta la competición y así lo ha demostrado en todos estos años. Lo hemos visto en alleycats, en campeonatos mundiales de bicimensajeros, en criteriums de piñón fijo, en carreras de ciclocross, tracklocross, gravel y, ahora también, probando la modalidad de ultradistancia. Es una persona competitiva, y entrena para mantener una buena forma física y rendimiento pero, por encima de todo, lo que más le gusta es disfrutar y vivir nuevas y grandes experiencias.

“Mi parte favorita de las carreras es el momento de la salida, cuando te olvidas de todo y ya solo te centras en correr al máximo, sin importar la disciplina que sea.”

Mientras conversábamos con él, recordamos su paso por el RHC Brooklyn No.8 en la que pudimos ver a un Chas haciendo una carrera impecable, consiguiendo abrir hueco con el pelotón de cabeza tras un gran ataque, disfrutando, sufriendo, pero sin perder la sonrisa de su cara. Finalmente, tras verse involucrado en una caída, se hizo con el premio Top Antagonist de la noche.

“Posiblemente, mis disciplinas favoritas sean los alleycats y criteriums, pero cada vez estoy disfrutando más en gravel y ultradistancia, aunque para esta última te debes preparar la carrera de otra manera.”

El Chas más personal

Actualmente, Chas se encuentra en un punto de su vida algo más relajado. Después de que la etapa en TCB finalizara, comenzó una relación con su actual pareja, se mudaron a Oakland y ahora viven en familia junto al hijo de ella, algo que años atrás seguramente nunca se hubiese planteado.

“Estuve en contra de este estilo durante mucho tiempo, pero un día me di cuenta que necesitaba reducir la velocidad y no vivir siempre como Peter Pan. Y el cambio ha sido bueno. Antes la vida siempre era una fiesta, pero uno envejece y ese plan no es sostenible, así que estoy tratando de encontrar un ritmo de vida que me permite viajar, tener una vida emocionante y, por otro lado, tener una vida hogareña que sea tranquila.”

A nivel profesional también su vida ha dado un giro. Pese a que nunca ha sido muy partidario de vivir de los patrocinios, se ha dado cuenta que puede compaginar el ayudar a las marcas que le apoyan y le brindan oportunidades para crecer juntos, con los viajes y aventuras de los que a día de hoy sigue disfrutando.

También invierte más tiempo en leer y trabajar en su aspecto más creativo, el cual le ha acompañado durante toda su vida y ha intentado plasmar en todos los proyectos en los que ha estado involucrado, ya sea diseñando camisetas, logotipos, posters, o personalizando componentes e, incluso, bicis completas. De hecho, y como consecuencia de ello, hace un tiempo decidió crear notchas.com dónde da un espacio a algunas de sus creaciones.

“No le daba mucha importancia a mis diseños, pero vi que a la gente le encantaba. La idea empezó a crecer y me encantó. Da un poco de miedo porque el arte es una de mis pasiones, pero lo estoy haciendo como un trabajo y quiero disfrutarlo. Ya veremos en el futuro, porque es difícil mantener una pasión por el arte que además sea un trabajo.”

Pandemia mundial

Inevitablemente, en nuestra charla con Chas salió el tema de la epidemia del COVID-19. Tras preguntarle como lo estaba viviendo, nos comentó que se centra en los pequeños aspectos del día a día manteniendo una mente positiva.

“Por suerte estoy con mi familia y puedo interactuar con ellos a diario. Intento mantenerme positivo, tratar de hacer esas pequeñas cosas que me hacen feliz todos los días, y evito pensar en todo lo que está sucediendo.

Intentamos mantenernos activos y hacer ejercicio, aunque por otro lado, creo que es importante tomarse estos días con tranquilidad y disfrutando también de momentos de relajación como si fuesen unas pequeñas vacaciones. No me pongo el despertador, incluso como pizza tres veces por semana y, de vez en cuando, mi novia y yo nos tomamos unas Margaritas.”

Fotos de: Brazo de Hierro, Sami Sauri, Toni de la Torre, Jonathan Hines, John Daniel Reiss