Click here to switch to English

Red Hook Milano No.6. ¡Vaya espectáculo!

La etapa de Milán siempre es algo especial, será el ambiente, la ciudad, la pasión por el ciclismo que se respira, será que Milano siempre es el último episodio de las RHC Series y es como cuando estas en la escuela y llega el final, falta solo un examen… la adrenalina no se controla y los minutos parecen que duren horas.

En un año de records de asistencia, el de Milán no se queda atrás y se concentran el mayor número de equipos, sponsors, y un total de 325 inscritos, simplemente increíble.

En el parc-fermé de Bovisa hay movimiento desde primera hora de la mañana, casi no queda espacio material para montar carpas y algunos equipos se las tienen que apañar para hacerse un hueco. Año tras año el evento crece sin tregua.

Vimos muchas caras nuevas, señal positiva de que el Red Hook Criterium es un formato más que consolidado, un fenómeno al cual pocos pueden resistirse.

WOMEN’S RACE

Ainara Elbusto ha sido la grande protagonista de toda la temporada y en Milán no fue menos. Consiguiendo en la qualify la vuelta más rápida con un tiempo de 1:43:977, “un flash”,  deja claro que para la carrera estará con el puñal entre los dientes. Pese a que la clasificación general de las series le permitía no tener que jugársela, los campeones no están para hacer cálculos y asegurarse la victoria del campeonato, los campeones están para hacer cosas grandes y vencer como se merece. A su lado, en la línea de salida, algunas de sus rivales más guerreras: Ash Duban, Sammi Runnels, Stefania Baldi, Carla Nafria, entre otras.

¡Preparados, listos, ya! La primera vuelta es de la navarra que se descuelga del grupo con una facilidad impresionante, segunda vuelta y el grupo sigue compacto… constantes relevos y algunos intentos de fuga sobre todo por parte de Francisca Campos. El prime del ecuador de la carrera es para Jo Smith del Team why be normal, sigue la carrera con un ritmo bestial, cada vez las chicas enseñan más los dientes, el nivel está creciendo muchísimo en poco tiempo.

El grupo se rompe inexorablemente, pocas aguantan el ritmo del primer grupo, Kacey Lloyd consigue llegar en el grupo de cabeza, donde están todas, Ash, Carla, Fleur, Francisca, Jo, Vittoria y Ainara, en la segunda parte Francisca Campos lanza varios ataques incisivos que le valdrán el premio como TOP Antagonist.

Últimas Vueltas, la volata es inminente, el rugido ensordecedor del publico de Milán corona a Ainara Elbusto como dueña indiscutible del Red Hook Criterium por segundo año. ¡Increíble Ainara! Tímida y reservada en el pódium, una leona en la pista.

MEN’S RACE

Después del gran duelo de sangre en Barcelona apenas unas semanas entre Mario Paz Duque e Ivan Ravaioli, vuelve la batalla al Red Hook en su última etapa. Todos los corredores están dispuestos a todo, porque Milán es la última oportunidad para conseguir un buen resultado en la clasificación general de la temporada.

Ravaioli con dos victorias (NYC y Barcelona) y una cuarta posición (Londres), lidera el campeonato con buen margen. Los rivales más directos son Augusto Reati, William Guzmán y Fabio Scarrazzati.

El mejor tiempo de la sesión de clasificación es para Samuele Cai y lo consigue con un tiempo dos segundos más bajo que la del año anterior, un dato muy significativo. El nivel presente en esta carrera se está yendo a otro planeta. La parrilla de salida es un espectáculo, Bovisa se convierte por una noche en el teatro del ciclismo urbano, la afluencia de público se multiplica respecto a las pruebas antecesoras. El trazado del circuito italiano es uno de los más rápidos y divertidos de todo el campeonato. Los corredores montan relaciones inhumanas y tan solo piensan en agachar la cabeza y pedalear como bestias.

La oscuridad nos dice que ya es hora de empezar. La voz de David Trimble desata la locura. “Five, four, three, two… one, ¡gooo!! “

La carrera impone un ritmo infernal desde el principio, no hay espacio para bromas. Mario Paz Duque consigue el prime como nos tiene acostumbrados pero, lamentablemente, sufre un pinchazo durante la carrera y pierde el tren del primer pelotón.

Vuelta tras vuelta, van apareciendo algunos ataques pero sin éxito, y es increíble que uno de ellos sea por mano de  Mariu Petrache, segundo clasificado en la Last Chance Race, un héroe absoluto, que consigue ganar mid prime y el TOP Antagonist.

Con diez vueltas por delante Colin Strickland, corredor de Tejas y del equipo Aventón, se lanza en un ataque en solitario, o solo breakaway como dicen los americanos (que mola mas). Al principio parece ser la típica fuga suicida que queda en nada a las pocas vueltas pero, a medida que pasan las vueltas, los metros de ventaja de Colin aumentan sobre el pelotón.

Los corredores que siguen a la cabeza de carrera no consiguen organizarse para evitar la escapada de Colin. Durante varias vueltas Stefan Vis (aka Fish) se pone en cabeza tirando del grupo, mientras tanto, Ravaioli controla con autoridad a sus rivales y en las ultimas Impulse Stage sale al ataque a la caza de Strickland pero Colin aguanta como un campeón y pasa primero en la línea de meta con los brazos al aire y veinte metros para celebrar su primera victoria en un Red Hook Crit. Ivan Ravaioli consigue un segundo puesto y Callegarin tercero.

LAST CHANCE RACE

La carrera ha sido ganada por Alessandro Mariani de  Iride, después de una increíble fuga de Marius Petrache protagonista de una fuga que dura casi toda la carrera. En general, la Last Chance más que en otras ocasiones, ha presentado un nivel medio muy bueno y homogéneo. En estos años han crecidos los equipos auto-gestionados que claramente no pueden competir con los riders de las marcas pro, es otro RHC, más humano e igualmente entretenido y apasionante, quizás para próximas ediciones no sería mala idea pensar en recompensar con pódium a los ganadores de esta carrera y dar una identidad a todos los equipos y corredores que afrontan gastos, viajes y entrenos durante todo el año y alrededor del mundo.

CONCLUSIONES

El Red Hook Crit Series 2015 ha sido increíble. David Trimble, todo su equipo de trabajo y los voluntarios han conseguido organizar y llevar a cabo un evento que ya tiene expectativas y dimensiones PRO, sin grandes fallos y al que cada vez más gente se fija. Ya es un fenómeno mundial, pero también ha sabido mantener su esencia. En Milán vimos los ganadores exultando, los perdedores con una sonrisa, el publico muy implicado y cada vez más numeroso. No obstante todo, aun no hay estrellas, el Red Hook Crit como todos los años acaba por las calles de la ciudad, donde público, organizadores y riders se unen para celebrarlo ¡a todo lo grande!