Click here to switch to English

Dark Cross, edición F*CK20

Y a pesar de todo, tuvo lugar. La edición del 2020 del Dark Cross estaba pendiente, como todas las carreras, de la autorización de la federación para su celebración. Aunque el acontecimiento estuvo condicionado por la normativa vigente, los ciclistas pudieron disfrutar de un evento competitivo tanto tiempo después.

Como os contamos hace escasos días, la UCF acaba de estrenar un flamante circuito de ciclocross, que se decoró con fuego y música en la noche del pasado sábado, para albergar la segunda edición de esta carrera loca a la par que competitiva.

La lluvia de los días previos hacía presagiar que la cosa iba a ser divertida y tal que así, el largo circuito de Les Franqueses estaba lleno de trampas inundadas. A pesar del excelente grip que ofrecía la hierba, a medida que las ruedas iban marcando las trazadas, el barro era cada vez más presente y obligó, a los corredores y corredoras de todas las categorías, a hacer equilibrios sobre sus bicicletas(salvando las distancias respecto a carreras verdaderamente épicas como la World Cup en Namur 2019). El circuito presentaba zonas rápidas, reviradas, tablones, badenes inundados, y el espectacular paso interior por un contenedor, punto caliente de fotógrafos y aficionados.

El público pudo disfrutar de un evento festivo y, aunque la organización se enfrentaba al handicap de la falta de servicios de restauración y bebidas, así como la obligatoriedad de hacer cumplir las distancias interpersonales en el vallado del circuito, nuestra impresión es que a pesar de todo ello, había aún más público que en la edición 2019.

Solo echamos en falta, a mucho pesar, el concurso de bunny hop que fue la guinda del pastel de la anterior edición, pero que por motivos de horario y el toque de queda vigente, se tuvo que cancelar para no alargar y poder acabar a una hora prudente.

Aunque las clasificaciones no fueron lo realmente importante en esta carrera de ciclocross nocturna, podemos destacar que en categoría élite y sub-23 masculina venció el profesional Ismael Esteban, demostrando un gran estado de forma, seguido del francés Cyprien Gilles y el joven Marc Brustenga, corredor local y recién fichado por Caja Rural. En féminas élite, Viviane Rognant, campeona del mundo Máster 2019, se alzó con la victoria seguida de la belga residente en España Veerle Clerien y la catalana Jordina Muntadas. Destacar también la victoria incontestable en Master 40 de Tomi Misser, que repitió el resultado del año pasado.

A escasas horas de acabar el evento, gran parte de los participantes tomarían la salida en los campeonatos de Catalunya de CX que se realizaban la mañana del día siguiente en el mismo trazado, pero en sentido inverso. El Dark Cross 2020 acabó con unos espectaculares fuegos artificiales, mientras el aquí presente se retiraba esquivando el barro. Pregunté a Albert, ideólogo del circuito y principal promotor del mismo, si no se habían guardado nada para el campeonato del día siguiente. “Porque la carrera buena era la de hoy” – contestó guiñando el ojo.

Esperamos que la edición 2021 de la ya consagrada carrera nocturna, donde la fiesta y el deporte convergen en una celebración del ciclocross, pueda celebrarse, esta vez, sin limitaciones. Larga vida al Dark Cross.

Deja un comentario